Primero de Mayo, Día de la Clase Obrera

27 de abril de 2006 | 356 lecturas



Manifiesto de Izquierda Unida de El Viso del Alcor sobre la celebración del primero de mayo, dicho manifiesto será leído en el Acto Público que organizamos el próximo Lunes a las 12:15 en la Casa de la Cultura de nuestra localidad. En él se darán también los tradicionales reconocimientos.


Hoy, 1º de Mayo de 2.006, vuelve a ser el día de los trabajadores y trabajadoras. Como si fuera aquel 1 de mayo de 1.891 en que la Internacional proclamó esta fecha como el día de la reivindicación de la clase obrera.

Ciento quince años después parece, al menos para algunos, que ya no queda nada por conseguir, que ya estamos en el mejor (y único) de los mundos posibles, y que este día es sólo la ocasión de no trabajar, de “pillar” un puente y de ir por ahí a practicar el desaforado consumismo en el que estamos inmersos.

Pues aunque, desgraciadamente, para una mayoría así sea, en el año 2.006 aún hay muchas circunstancias que mejorar, muchas carencias que paliar y muchas injusticias que restituir, como diría nuestro idealista Don Quijote: hay todavía que “desfacer muchos entuertos”.

Porque, aunque parezca increíble, tras casi doscientos años de lucha de la clase trabajadora, con un gran tributo de sangre derramada y de libertades perdidas, nos encontramos con que derechos que parecían asentados están en un tris de perderse. Porque tras décadas de acciones obreras vemos como ahora el capitalismo llamado de la globalización y las fuerzas políticas a él supeditadas, que ya no son de derechas, ahora son de centro, nos dicen que el estado es una rémora, que los derechos restan competitividad, que el despido debe ser libre y gratuito, los salarios bajos para controlar la inflación (eso sí, los beneficios no deben tener límite ninguno), los derechos sindicales una momia del pasado, la negociación colectiva un obstáculo para el funcionamiento de las empresas... la lista parece interminable.

Y qué decir de la precariedad laboral, que está condenando a la generación de jóvenes mejor preparados de la historia de España a vivir con sus padres hasta pasada la treintena, sin poder independizarse ni tener ningún proyecto de vida propia.

También sería muy de agradecer que esos empresarios que consideran todo derecho adquirido un atraso, nos explicaran porque es justo que las mujeres cobren el 40% menos de salario por hacer el mismo trabajo. O que nos dijeran si es muy liberal y justo coger subvenciones públicas para instalar fábricas, y al poco tiempo desmantelarlas para llevarlas a países donde los salarios son de miseria y las condiciones de esclavitud.

Es meridianamente claro que hoy como desde hace más de cien años, el 1º de Mayo debe seguir siendo un día de lucha, los motivos no faltan.

Pero junto a estas situaciones, en este 2.006, no podemos olvidar que estamos en el año de la Recuperación de la Memoria Histórica. Es necesario que por fin, de una vez por todas, el Estado Español reconozca de forma meridiana y sin tapujos que el 18 de julio de 1.936 se produjo una conculcación del orden legal llevada a cabo por militantes fascistas.

Que durante cuarenta años las libertades estuvieron sojuzgadas bajo el régimen militar. Es hora de reconocer el esfuerzo y la entrega de miles de conciudadanos asesinados, encarcelados o exiliados; de reconocer el derecho de muchas personas a recuperar los cuerpos de sus familiares y darles digna sepultura.

No se trata de reabrir heridas y suscitar rencores, la izquierda ya demostró su grandeza de miras en la transición, renunciando a principios fundamentales en aras de la reconciliación. Pero una sociedad sana no puede construirse sobre el olvido de las injusticias, no se trata de pedir venganzas ni castigos, pero si de obtener la justa reparación moral que miles de españoles y españolas que defendieron el régimen legal merecen.

Un pueblo que olvida, es un pueblo que puede fácilmente recaer en viejos errores; un pueblo que no repara los daños cometidos contra sus mejores hijos, puede acabar justificando que se infrinjan de nuevo.

Es 1º de Mayo, día de fiesta, pero también de lucha. Los motivos no faltan. Es momento de recordar a personas como Marcelino Camacho y sus compañeros encarcelados en el Proceso 1001, que pagaron con su libertad el intento de conseguir que la misma retornara a España y que la clase obrera obtuviera unas condiciones de vida dignas.

El camino de la consecución de derechos y libertades ha sido arduo y difícil, perder lo ganado es fácil y simple. No perdamos de vista las lecciones del pasado, para implicarnos en las imprescindibles luchas del presente.

Sólo de ese modo, con compromiso e implicación es como debemos gritar:

¡¡ Viva el 1º de Mayo!!.

Asamblea local de Izquierda Unida - El Viso del Alcor
1 de Mayo de 2.006




moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Izquierda Unida es un movimiento político y social que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático, fundamentado en los principios de justicia, igualdad y solidaridad y organizado en forma de un Estado de Derecho federal y republicano COORDINADORA PROVINCIAL
Aviso Legal
Licencia Creative Commons
IUELVISO.org se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.