El Área de la Mujer de IU proyecta "Pan y Rosas"
10 de marzo de 2006 | 533 lecturas | 1 comentario



Con motivo de los actos de celebración en torno al 8 de marzo, día internacional de la Mujer Trabajadora, el Área de la Mujer de Izquierda Unida ha elaborado un manifiesto que reproducimos a continuación y proyectará el próximo domingo 12 de marzo a las 17 horas la película Pan y Rosas del director británico Ken Loach.


SINOPSIS DE PAN Y ROSAS.

Maya (Pilar Padilla) y Rosa (Elpidia Carrillo) son dos hermanas mexicanas que trabajan de limpiadoras para una gran empresa en Hollywood; hasta que conocen a Sam (Adrien Brody), un defensor de los trabajadores que despertará en ellas la fuerza para levantarse en contra de su marginal situación en pos de una mejora de su condición social. Se trata de la lucha de las clases bajas e inmigrates contra los poderes empresariales que les someten.

"Pan y rosas" Italia / Francia / Alemania / España / Suiza, 2000, 110’

Dirección
Ken Loach

Guión:
Paul Laverty

Protagonistas:
Pilar Padilla, Adrien Brody, Elpidia Carrillo, Mónica Rivas.

LA BAJA VIDA DE LOS LATINOS

Film marginal si los hay. Marginal desde todo punto de vista, menos en el sentido peyorativo que se le da comunmente. Marginal es, aunque sea redundante, en el margen, fuera del centro, en el borde.

"Pan y rosas" fue filmada en Los Angeles gracias a una coproducción europea, ya que ningún productor norteamericano se atrevió a poner su dinero en ella. La libre industria norteamericana del espectáculo fue incapaz de mirarse en el espejo. Obviamente ellos mismos utilizan en sus instalaciones o en sus hogares mano de obra latina para limpiar sus inodoros u oficinas, pagándoles precios de esclavo y sin "derecho" a los "derechos" de un trabajador contratado, como salud, seguro o vacaciones.

La realidad que filmó Ken Loach aprieta justo ahí, donde más oscuro está. Mientras el gobierno exige justicia para todos los norteamericanos, se niega a mirar el denigrante maltrato que reciben en ese territorio los nacidos en Sudamérica.

Maya (Pilar Padilla), una humilde chica mexicana, entra clandestinamente a Estados Unidos. Allá, en Los Angeles, la espera su hermana Rosa (Elpidia Carrillo), quien está casada con un norteamericano enfermo y tiene un par de hijos. Rosa trabaja en una empresa de limpieza en un edificio del centro, al igual que cientos de latinos que viven en Los Angeles. La limpieza es uno de los pocos trabajos que se consiguen en la ciudad sin violar la ley, al igual que la cocina. Maya le ruega que interceda por ella y le consiga un empleo en la misma empresa. Rosa accede. En seguida se une a un grupo que corre la misma suerte que ella. Todos agradecen el trabajo, algunos tienen sueños de estudiar y progresar, otros sólo están ahí para juntar dinero y enviarlo a sus familias que quedaron en sus respectivos países. Todos provienen de economías serviles al gobierno norteamericano.

En una circusntancia poco común, Maya conoce a Sam, un joven como ella pero norteamericano y sindicalista que ayuda a organizarse a los latinos para defender sus derechos. Intenta descubrirles los ojos. Curiosamente, Sam recibe un sueldo del estado para hacer ese trabajo. Lamentablemente la supuesta ayuda de Sam traerá también problemas, odios y violencia.

El cine de Loach es quizás uno de los más coherentes que existe. Coherente con sus convicciones personales. Cada uno de sus films son como herramientas que utiliza para destramar e iluminar aquellos oscuros rincones donde las injusticias sociales se superponen en la cotideanidad.

Esta vez son los latinos-esclavos de Los Angeles. Su cámara registra casi como en un arrebato documentalista las humillaciones y las desventuras de un puñado de "mojados" que bajan la cabeza ante las órdenes del jefe. Realismo y austeridad en cada plano. Sin efectismos, puro guión y actuación.

Es probable que no exista un film que examine el tema como el film de Loach, ni siquiera de un director latino. Loach utiliza actores hispanoparlantes desconocidos, pero muy eficientes. La realidad les toca muy de cerca para desconocerla o negarla. La única cara norteamericana conocida es la de Brody, que contruye muy bien su papel de sindicalista rebelde. En algún momento también se cuela la cara de Tim Roth, pero nadie más de los estelares está presente apoyando con su millonaria presencia el film.

El cine social de Loach baja las pretenciones de cualquier film hasta volverlas ridículas. No existe nada tan demoledor, anímicamente, como mostrar la injusticia o la opresión de una sociedad en manos de otra. Y a eso se dedica Loach, un director austero y sólido, con principios que se traspasan inequívocamente a sus obras sin caer en el panfleto o en el discurso demagógico.

El título "Pan y rosas" proviene de un hecho real, y la razón llega a obstaculizar la garganta, el aire circula con dificultad. Sí, los oprimidos quieren comer pero también necesitan un trato digno, ¿es eso demasiado pedir? "Pan y rosas" es un título magnífico y un film que empequeñece el alma por más de una hora. Una experiencia marginal inolvidable y necesaria.

Andrés San Martín en Fotograma.com



Comentarios

  • #1296 - 25 de febrero de 2008, 22:08, por Anónimo

    esta muy bien la pelicula muestra la discriminacion en eu hacia los latinos


moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Izquierda Unida es un movimiento político y social que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático, fundamentado en los principios de justicia, igualdad y solidaridad y organizado en forma de un Estado de Derecho federal y republicano COORDINADORA PROVINCIAL
Aviso Legal
Licencia Creative Commons
IUELVISO.org se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.