[25-N] ¿Por qué las matan?
11 de noviembre de 2008 | 535 lecturas | 11 comentarios


Extractos del artículo de reflexión del psicólogo Andrés Montero que publicamos para reflexionar en torno a la violencia hacia las mujeres con motivo del próximo 25 de Noviembre.


Quien asesina no es extranjero o nacional, sino hombre. Quien muere, mujer. La violencia de género es un crimen por convicción. El agresor aplica la violencia para mantener el comportamiento de la mujer dentro de unos parámetros que responden, exclusivamente, a la voluntad del hombre. De esta manera, el agresor está convencido de su legitimación para utilizar la violencia con el fin de lograr que la mujer se comporte conforme a un orden determinado. En eso, los agresores de mujeres no se diferencian de ninguno de los dictadores totalitarios que han asolado la historia de la Humanidad. El agresor de género es un dictador que impone su voluntad por medio de violencia en el marco interpersonal de una relación de pareja.

Hay hombres, los agresores de mujeres, que socializados como los demás en el código masculino dominante, entienden que su pareja tiene no sólo que comportarse de una manera determinada, sino que ’ser’ de una manera muy determinada. La violencia de género es el instrumento del agresor para anular la personalidad de la mujer y conformar un nuevo ser, una nueva identidad, sometida y subordinada a los deseos de ese hombre concreto. En la medida en que la mujer opina, siente, razona, se conduce, se comporta, se expresa o se emociona desviándose del patrón de personalidad que el agresor considera debe ser el adecuado para ’su mujer’, el hombre utilizará la violencia. Unos agresores harán uso intensivo de la violencia psicológica, otros la combinarán con violencia física y sexual, pero todos los que la ejercen lo harán con el objetivo de ’reconducir’ la personalidad e identidad de la mujer hacia parámetros de conveniencia masculina. El hombre, en un marco de violencia de género, es el tirano que se cree con legitimidad para someter a la mujer. ¿De dónde procede esa legitimidad? Es autoconcedida, desde luego, pero además ese hombre agresor la entiende conferida por la sociedad, que hace décadas de forma explícita y en la actualidad más tácitamente le ha educado en la convicción de que, en cierto modo, tiene derecho a imponerse a ’su’ mujer, a exigir que ella se comporte como ’debe’ hacerlo una mujer.

Al final, pues, el hombre agresor no ejerce su violencia hacia la mujer en la conciencia literal de que lo hace porque ella es una mujer, sino en la convicción de que tiene derecho a someterla, a corregirla como persona, porque tiene superioridad moral sobre ella. Tal vez, si nos imaginamos la configuración de ese derecho tradicional y hegemónico en la mente del agresor, estaremos en mejores condiciones de entender la secuencia de violencia que conduce al asesinato.

El asesinato de la mujer en violencia de género representa el fracaso del agresor para someterla. En realidad y paradójicamente el agresor no desearía llegar al asesinato, no querría, sino que, en función del código moral que ha establecido para respaldar su conducta autolegitimada de violencia, se ve obligado a llegar a esa solución final. La realidad de muchas mujeres es mucho más trágica y dura de lo que incluso imaginamos. Lo que prefería el violento sería continuar ejerciendo su tiranía y tortura sobre la mujer durante toda la vida. El agresor llega hasta el asesinato porque la mujer quiere ser libre, tener la libertad que nos hemos dado en la imperfecta democracia tras innumerables sacrificios y revoluciones. Así, más del 80% de las muertes en violencia de género se producen en el contexto de una eventual ruptura de la pareja a instancias de una mujer, una esclava, que quiere romper sus ligaduras y reencontrarse con su identidad arrebatada. Por eso las matan.
 
Andrés Montero Gómez, nació hace 37 años en Madrid. Estudió Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid. Preside la Sociedad Española de Psicología de la Violencia. Es también miembro de la Sociedad Española de Psicología Clínica, Legal y Forense. Es autor de una docena de ensayos científicos. Extraído de Mujeres en Red.



Comentarios

  • #3470 - 28 de diciembre de 2008, 12:47, por Anónimo

    La escasa actividad solidaria de los hombres no maltratadores y la casi nula aparición en los medios de comunicación del escaso grupo de quienes se colocan al lado de la lucha de las mujeres, el resultado es que, objetivamente, los asesinos no pueden detectar, y por lo tanto sentir, el repudio y desprecio de sus iguales, que podría hacerles reflexionar sobre su comportamiento delictivo. Piénsalo. 99 muertas en lo que va de año, 8 en lo que va de mes de diciembre.

  • #3419 - 15 de diciembre de 2008, 14:09, por Tanganillo

    Maltrata el más fuerte, no todo es la violencia del hombre, porque yo he presenciado a mujeres con más huevos que su marido y muchos otros tíos. Yo creo que generalmente el problema es de civilización. Es un problema de cultura y tradición, siempre la mujer ha sido dependiente del hombre, ella es la primera en aceptarlo, (hoy en día no todas). La aceptación de ese papel lo encontramos comenzando por la Biblia, base de nuestras creencias: la sociedad patriarcal. Hoy en día ocurren grandes cambios sociales, crisis, que mezclan el sentir viejo con el nuevo, el papel de cada uno sin haber estado preparado para ello. La presión social y la dureza de la vida es la mayor culpable de la violencia de género, contra la mujer, — y contra el hombre— por ser más débil, así como contra los menores. En el pasado, —así como en el presente— las clases sociales educadas y económicamente estables, no tenían problemas de violencia (muy raro), y no tenían problemas en aceptar los dos el papel que les corresponde: la señora como el ama de la casa y el marido el de ganar el pan según las tradiciones. No es lo mismo entre las clases sociales pobres, —ni en el pasado ni en el presente— la miseria es la que trae la violencia —por lo menos en la mayoría de los casos. Sino fuese por la pobreza económica la violencia sería mínima.

  • #3285 - 15 de noviembre de 2008, 11:08, por Anónimo

    Me parece muy bien que el articulo sirva para que cada cual opine lo que crea oportuno pero el que escribe el artículo es un profesional que trata a hombres maltratadores, culpar a la educación así, sin más, o a las libertades que hoy disfrutamos es muy simplista, el problema es mucho más complejo, el reparto de tareas en una casa no significa que se practique más la igualdad, la igualdad trascienda este reparto de tareas.

    El señor que escribe el artículo dice.
    “Hay hombres, los agresores de mujeres, que socializados como los demás en el código masculino dominante, entienden que su pareja tiene no sólo que comportarse de una manera determinada, sino que ’ser’ de una manera muy determinada.”

    Por ejemplo, si cuando tenemos un poquito de poder, o mucho y menospreciamos a los otros, estamos también diciendo que lo que decimos o hacemos es lo que vale lo demás no,(Lenguaje oculto) el lenguaje oculto dice más que el verbal y ese no lo dominamos, te lo tragas sin darte cuenta, solo leyendo a profesionales, formándote en la materia, puedes llegar a entender algo el problema, lo demás es hablar desde parámetros que no visualizan el fondo de la magnitud de la igualdad.

  • #3284 - 14 de noviembre de 2008, 22:48, por Anónimo

    Eso eres tu el que tienes que pensar que te han servido, que te han limpiado los zapatos, pero ese no es mi caso, en mi casa todos somos iguales, todos arrimamos el hombro en casa y fuera de ella, y eso es una cosa que se mama desde chico, la igualdad no viene dada por pensar que has hecho este año por la igualdad, estás muy equivocado/a, la cuestión es como te comportas con los demás, como tratas al que está a tu lado, con el que te cruzas por la mañana, que piensas o que dices de los demás.

    No es cuestión es hombres y mujeres enfrentados, es cuestión es una sociedad en conjunto, una sociedad culta, formada, con capacidad para pensar por si mismo, pero eso solo se consigue de una forma formado a las generaciones venideras, formandolas con calidad, con rigidez, con verdadedos valores, y no con los valores que se proclaman hoy en día, desde gran parte de los pseudomodernos profesores y maestros y las libertades que se han conseguido, que una cosa distinta es la libertad y otra el respeto.

    Además si yo te contada lo que ser mujer en un entorno de hombres, ese tema no le importa a las feminitas as/os, pero al final es una lucha que no se puede ganar por que cuando una mujer llega alto es muy mala con las demás mujeres y si pueden les pisa el cuello.

  • #3279 - 14 de noviembre de 2008, 16:07, por Anónimo

    En mi casa he escuchado a mi madre alguna vez que otra..."una criada mal pagá y mal mirá", cuando se enfadaba por algo, porque la verdad es que yo en mi casa jamás vi ni un atisbo de malos tratos.
    Lo cierto es que cuesta adaptarse a los tiempos y romper con las tradiciones porque siempre vimos las mujeres en sus casas en sus labores y los hombres arrimando el jornal...pero esto quedó muy atrás y gracias a Dios actualmente las mujeres y las tareas del hogar se comparten o se contrata a alguien para que nos ayuden en las mismas.

    Eso por una parte, pero por otra, está la mala leche, ya que como se lo oí decir una vez a Victoria Abril..."las mujeres a las buenas muy buenas pero a las malas aún mejor". Yo condeno a los frustrados que llegan al malatrato (psicológico o físco) en ambas direcciones, porque lo lógico sería como ya he visto en un comentario anterior, si no funciona cada uno por su lado y ya está, pero cuando entra la componente pasión y otros sentimientos del corazón no tiene que ser tan fácil. Ni tampoco aprovecharse de la situación y acusar en falso para beneficio personal.

  • #3277 - 14 de noviembre de 2008, 14:49, por Anónimo

    Medio año de prisión a un hombre por maltratar durante 40 años a su ex mujer
    EUROPA PRESS. 25.10.2008

    La Audiencia de Sevilla ha condenado a cuatro meses de prisión a una mujer por dar a su marido una bofetada que le causó una "contusión facial, de la que se curó en un solo día", hecho por el que además deberá indemnizarle con 30 euros.

    Yo también quiero igualdad.

  • #3276 - 14 de noviembre de 2008, 14:26, por Anónimo

    No se cuantos años a dedicado tu mujer a servirte de niñera, lavandera, planchadora, cocinera, recadera, enfermera...
    Y no creo que el exponer tu caso sea para justificar el hecho de que maten los hombres a sus mujeres, si una relación va mal cada uno por su lado y se hacabó.
    Me gustaría saber cuanto tiempo de tu vida dedicas a la lucha por la igualdad, por que en eso estaré contigo siempre.

  • #3274 - 13 de noviembre de 2008, 23:57, por Anónimo

    El otro día cuando iba a trabajar con un compañero, escuchamos una noticia sobre la muerte de una mujer, y mi compañero sin mediar palabre me dice:

    "Llevas toda tu vida trabajando para mantener a tu mujer y a tu familia, compras una casa con mucho esfuerzo y después, en el caso que ella te denuncie te vas a la carcel, se queda con todo y viviendo en lo poco que te quede del sueldo durante toda la vide, y ahora que piensas de ese hombre que a matado a su mujer".

    Pienso que todas estas personas que llevan el tema de los malos tratos están viviendo del cuento la mayoría, son gastos muy elevados, cuando dicho dinero se puede destinar a la educación, que es donde empieza el verdadero sentido de la igualdad, ya que si educamos de verdad, desde el principio, las generaciones venideras serán mejores.

    En la actualidad se enseña a la mujer un taller de no se ni como se llama, pero eso si a base de dinero de herario público, asociaciones de mujeres, eso si que no entren los hombres, ayudas a mujeres, abogados para mujeres para hombres, no.

    Y lo peor de todo, en esta absurda situación es lo siguiente; que el hombre ha perdido la presunción de inocencia, si una mujer te acusa de malos tratos vas directo al juzgado hasta que veas al Juez, y eso si, después orden de alejamiento, sea verdad o mentira, los hombres hemos perdidos el derecho de igualdad reconocido en el artículo 14 de la Constitución, si un hombre denuncia a la mujer por lesión, el fiscal se quita de enmedio y el Juez absuerve a la mujer.

    Donde está en este caso la igualdad aqui no es necesaria y en el lado contrario si, las leyes están para cumplirlas todos tantos nosotros como vosotras, y para empezar podrían crear un centro de la familia y elimiar los centros de las mujeres que bastante daño hacen a esta sociedad.

    Posdatas los/as as/os que los pongan los que tienen muy poco que hacer y muy pocos problemas para pensar en esas tonterias.

  • #3269 - 13 de noviembre de 2008, 20:52, por Chari

    Dices que la mujer educa a su hijo, yo te pregunto, ¿donde estaba su padre?
    Lamento profundamente que tu experiencia sea la que cuentas, no conozco la versión de tu compañera, no obstante no me negaras que 89 mujeres asesinadas en lo que va de año, ¿algo tendrán que ver 89 hombres? ¿ no te parece?

  • #3268 - 13 de noviembre de 2008, 19:49, por JOSE ANTONIO

    A UN HOMBRE LO EDUCA UNA MUJER, O HASTA AHORA ESO ERA ASÍ,EL ARTICULO ES BUENO,PERO HAY QUE PONER MANO EN PARED,PORQUE UN HOMBRE QUE HA SIDO EDUCADO DE UNA FORMA LE CHOCA MUCHO ENCONTRARSE TODO LO CONTRARIO, ES DECIR LA MADRE NO LO DEJABA HACER LA CAMA,LA MADRE NO LO DEJABA HACER LA COMIDA,LA MADRE NO LO DEJABA HACER NADA QUE FUESE DE MUJER, ES ESA MISMA MUJER QUE SE QUEJA QUE SU MARIDO NO LA AYUDA EN NADA Y SIN EMBARGO ELLA ESTA FABRICANDO UN HIJO CON ESE MISMO ERROR.LA EDUCACION Y EL AMBIENTE FAMILAR SON LOS CIMIENTOS.APOYEMOS A LA COMUNIDAD EDUCATIVA.SOY HOMBRE Y DURANTE 13 AÑOS HE SIDO MALTRATADO POR UNA MUJER,SI MI JORNADA ERA DE 2 A 10 ME LEVANTABA A LAS 8 DE LA MAÑANA PARA HACER DESAYUNO,LLEVAR A MI HIJO AL COLE,VOLVER A CASA Y FABRICAR EL ALMUERZO Y LA CENA Y LIARME CON LA LIMPIEZA DE LA CASA,ELLA SIN TRABAJAR FUERA o por ultimo TRABAJANDO MENOS DE MEDIA JORNADA Y SIN EMBARGO ERA INSULTADO, NO ERA CARIÑOSA,SIEMPRE CON RIÑAS,ETC ELLA DECIA QUE COMO ERA HIJA DE MALTRATADOR ERA ASI, YO NO ME LO EXPLICO PUES ERA YO SU APOYO,Y ME PORTABA SUPER BIEN CON ELLA Y CON SU HIJO DE OTRO MATRIMONIO,NO SE LO DESEA A NADIE A NADIE,TE DEJAN ECHO POLVO Y TOCADO DEL ALA MUCHISIMO,COMO SI UNO FUESE EL CULPABLE DE SU VIDA DE NIÑA,DE SUS ERRORES,DE TODO ME HACIA CULPABLE A MI,SI ENGORDABA ERA YO EL CULPABLE,ETC,ETC,POR FAVOR MAS AYUDA Y CAMINEMOS HACIA LA IGUALDAD POR FAVOR,GRACIAS DE TODO CORAZON.TENGO 39 AÑOS Y ESPERO QUE NINGUNA PERSONA PASE POR MALOS ROLLOS Y MENOS MALOS TRATOS.QUE TODAS LAS INICIATIVAS SIRVAN PARA ALGO.

  • #3262 - 13 de noviembre de 2008, 00:45, por Felipe

    Es un buen articulo, ahora comprendo mejor algunos comportamientos de maltratadores, familiares y algunos allegados, este hombre habla desde su trabajo como profesional de la psicología, algo más que los que opinamos desde los sentimientos debe saber.


moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Izquierda Unida es un movimiento político y social que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático, fundamentado en los principios de justicia, igualdad y solidaridad y organizado en forma de un Estado de Derecho federal y republicano COORDINADORA PROVINCIAL
Aviso Legal
Licencia Creative Commons
IUELVISO.org se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.