Relato de lo acontecido en el proceso de voto presencial en el nodo de Ahora en Común (Unidad Popular) de El Viso del Alcor

31 de octubre de 2015 | 578 lecturas



Realizar unas primarias abiertas no es nada nuevo para nuestra Asamblea de IU, lo venimos haciendo desde hace varias legislaturas en las elecciones municipales y como resultado tenemos una participación aceptable de personas de la organización y de fuera de ella, en igualdad de condiciones.


Es por eso que estas primarias no nos cogían de sorpresa, sabíamos que significaba y cómo había que actuar, con responsabilidad democrática y con transparencia. Por eso decidimos abrir todo el día, de 10 de la mañana a 8 de la tarde. Tres validadores y algunos amigos y amigas más estuvimos en la mesa todo el día, orgullosos de un procedimiento ejemplar. Tanto nos creíamos el proceso que hasta hicimos rueda de prensa con tres de los candidatos que había de El Viso del Alcor, de distintas sensibilidades dentro de IU. Compañerismo, buen rollo y sobre todo la certeza de que hacíamos lo correcto.


Nuestras tres validadoras

La mañana ya empezó mal, ya que iniciamos la votación tarde esperando a que nos enviaran las claves de los validadores para poder inscribir a las personas votantes. En un momento dado de la mañana decidimos que lo mejor es empezar y recoger los votos como si fueran voto por correo, es decir, las hojas de votación en sobres cerrados y junto a la copia del DNI y a una ficha de inscripción dentro de un sobre más grande. Así continuamos todo el día, siempre intentando que desde el comité electoral provincial nos enviaran nuestras contraseñas. Sobre la 1 de la tarde le envían a una de nuestras validadoras un correo electrónico avisando de que las contraseñas ya se están enviando, incluyendo la dirección web de donde nos podríamos bajar la aplicación para registrar votantes y votos. Como no teníamos aún clave, nos disponemos a descargar la aplicación, que resulta ser solo para Windows. Esto genera un problema, que aunque se resuelve deja ver la falta de previsión de la comisión electoral provincial al contar con la empresa Gesoft, es decir, hace falta una aplicación, en un sistema operativo concreto, para obligatoriamente registrar los votos y votantes. ¿No podría haber sido un entorno web compatible con todos los sistemas para ofrecer más garantías de que no se produzcan fallos?.

Una vez instalada la aplicación, nos quedamos a la espera de la clave. Mientras seguimos recibiendo a la gente y metiendo sus votos como si fueran votos por correo.
A las 7 y 19 de la tarde le llega a una de las validadoras su contraseña, siendo el nombre de usuario su DNI. Nos disponemos a meter el usuario y la contraseña en la aplicación y nos devuelve un error diciendo usuario desconocido. Llamamos y llamamos y no obtenemos solución alguna. Mientras, las otras dos validadoras seguimos sin nuestra contraseña. Así llegan las 8 de la tarde y cuando termina el último votante se cierra la mesa. Tras múltiples llamadas a la comisión la única solución ofrecida es precintar las cajas con los votos y esperar al día siguiente, lunes laborable, a alguna solución. A las 10 de la noche nos fuimos del local de votación, que no era la sede de IU, sino el salón de actos de la casa de la cultura, porque entendemos que este no es un proceso solo de IU.

A la mañana siguiente es lunes, laborable, los validadores trabajan con la cabeza revuelta porque los votos de El Viso no se han contado aún. Cuando son las 4 y media nos volvemos a reunir los validadores y alguna gente más para ver qué hacer. Es cuando el compañero de la comisión Juan Holgado nos da sus claves de acceso para poder introducir por fin los datos. Así que desde las 5 de la tarde hasta las 7 estamos validando votantes. A las 5 y 23 recibe nuestra validadora otra correo electrónico con el reseteo de la contraseña, nos alegramos porque íbamos a tener dos contraseñas para poder meter datos, pero no, la contraseña sigue sin funcionar. El problema es que la validación de los votantes se tenía que haber realizado mientras la gente llegaba a votar el día anterior, pero no, ahora, por razones ajenas a la mesa, se tienen que meter unos 212 votantes en menos de 2 horas porque a las 7 se cerraba la validación de usuarios para congreso y senado, solo presidencia se quedaba abierto hasta las 11. Cuando llegan las 7 de la tarde hemos introducido la mitad de votantes, si seguimos metiendo votantes no constaran para el congreso ni senado, pero entendimos que como el fallo estaba en el procedimiento, estaba en la empresa y estaba en el comité electoral provincial, era mejor validar todos los votantes que teníamos, para que constara el número real de votantes. Así hicimos y validamos todos los votantes que había en El VIso. Procedimiento que era poco usable, donde había que hacer demasiados pasos para validar a un usuario, con unas instrucciones que estaban mal redactadas con errores que nos mantuvieron parados hasta comprender el funcionamiento de la aplicación. A las 7 y 13 recibimos otro correo diciendo que se enviara antes de las 8 un correo a la comisión con el número de votantes, así se hizo, como método de control sobre los votantes reales y para impedir meter después más votos de los existentes.
Hasta las 11 estuvimos registrando los votos, todos, menos creemos que unos veinte del senado, gracias a que varios compañeros de otros pueblos, que habían terminado, nos dejaron sus claves, al final en los últimos veinte minutos había tres grupos metiendo datos. Cada vez que se introducía un voto te devolvía una clave que había que apuntar en el voto, para asegurar más el proceso, cosa que ralentizaba la introducción de los mismos. Antes de poder coger los datos de la aplicación para las actas del escrutinio, la aplicación se cerró, a los tres grupos, impidiendo apuntar los datos del escrutinio y obligándonos a tener que contar a mano todos los votos para uno, tener nosotros los datos de participación y resultados, y dos, para poder enviar las actas rellenas, cosa que hicimos. Hasta tal punto nos creíamos el proceso, que no hemos publicado ese escrutinio manual que hicimos porque entendíamos que era el comité electoral provincial el que tendría que, oficialmente, mostrar el resultado que daba la aplicación. Y esperábamos que fuera mesa a mesa para saber nuestros datos de manera oficial.

Como aún no sabemos esos datos, porque los tiene secuestrados el comité electoral provincial, ponemos aquí nuestra cuenta para que sea pública:

Resultados provisionales obtenidos manualmente por las personas validadoras locales:

Aquí todos los datos.

Resumiendo.
Los votos de El Viso del Alcor están codificados y contabilizados como decía el procedimiento, los votantes están validados solo que la mitad para las tres votaciones y la otra mitad solo para una, pero están ahí, se puede comprobar en la aplicación, se pueden comprobar los votos y votantes ya que la documentación la tiene el comité electoral, es por eso que no entendemos que no se den por válidos todos los votos realizados en El Viso del Alcor. No hemos introducido más votos que votantes, aunque la aplicación permitía hacerlo, y eso es un error garrafal del sistema.

El sistema falla desde el momento en el que no se envían las claves a los validadores, dejando todo el sistema inutilizado, provocando que se rompa la cadena de anonimato que se presupone en este tipo de procesos, se deje en manos de los pueblos la posibilidad o no de instalar una aplicación que solo funciona en Windows. Hay más. Ya que en la reunión de los candidatos y candidatas con el comité electoral provincial se les negó en repetidas ocasiones la posibilidad de ver los datos directamente de la aplicación y no una interpretación que hizo una parte del comité electoral de los datos que la aplicación ofrecía, y que algunos candidatos tuvieron acceso por una fotografía de la pantalla del ordenador. Se oculta y secuestran los datos oficiales para poder manejarlos como quieran. Ese ha sido el fondo de todo este embrollo.

Pero vamos más allá. Varios mensajes de WhatsApp de nuestro coordinador andaluz Antonio Maíllo nos decían que lleváramos los votos y votantes directamente a Madrid, al comité electoral estatal, y así lo hicimos, dimos la permiso por escrito a Manuel Lay Begines, coordinador provincial de IU Sevilla y a Juan Holgado Calderón miembro de la comité electoral provincial, para que llevaran nuestros votos a Madrid. Nuestras sorpresa es cuando en Madrid les dicen que no pueden hacerse cargo de la documentación. Es decir, nos volvieron a tomar el pelo. Ahora nos hemos enterado de que han denunciado a Juan Holgado por haber usurpado la documentación de las votaciones, cuando tienen documentos con nuestros permisos.




moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Izquierda Unida es un movimiento político y social que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático, fundamentado en los principios de justicia, igualdad y solidaridad y organizado en forma de un Estado de Derecho federal y republicano COORDINADORA PROVINCIAL
Aviso Legal
Licencia Creative Commons
IUELVISO.org se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.