La chapuza de las Normas Subsidiarias y su adaptación a la LOUA

1ro de agosto de 2014 | 512 lecturas | 1 comentario


Votamos en contra del proyecto de adaptación de las Normas Subsidiarias a la LOUA, porque entendemos que son unas normas importantes, pero que el gobierno del PSOE y PA no ha querido tomárselas en serio, por eso se hace de forma improvisada, tarde y a nuestro parecer mal. Son unas normas que no reflejan de manera clara qué pueblo queremos para los próximos años.


Ayer hubo pleno extraordinario donde se aprobó definitivamente el proyecto de adaptación de las Normas Subsidiarias, a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. Estas normas son la suma de cómo se quiere que esté configurado El Viso del Alcor en materia urbanística, donde se dice la cantidad de viviendas que se pueden hacer, de naves, los polígonos que hay, que zonas son urbanizables y cuales no, cuantas plantas pueden tener las viviendas y un largo etcétera. En teoría, estas Normas Subsidiarias son sustituidas por el PGOU, Plan General de Ordenación Urbana, pero a este plan, todavía le quedan años para estar terminado. Por eso, y ahí está la cuestión central, creemos que las Normas Subsidiarias tienen que ser serias, tienen que decir todo lo que queremos que sea nuestro pueblo. Desde Izquierda Unida entendemos que El Viso del Alcor tiene que seguir siendo un pueblo. Por eso, anunciamos desde aquí, que dentro de poco vamos a presentar una serie de mociones con propuestas de modificación de las Normas Subsidiarias, que esperamos se tengan en cuenta, para mejorar la habitabilidad de El Viso, para proteger más nuestro entorno, y para favorecer no sólo la convivencia entre vecinos y vecinas, sino también la actividad empresarial.

Y claro que ese no era exactamente el punto a tratar, como señaló el Alcalde y el delegado de urbanismo durante el pleno, ya lo sabemos, pero para hablar de una adaptación de las normas hay que hablar de las normas, máxime cuando nuestras Normas Subsidiarias son tan abiertas y vagas que la adaptación requiere de decisiones políticas, cosa que ha brillado por su ausencia. Y esta es la crítica que IU hace. Tenemos que hablar de las Normas Subsidiarias y no solo de la adaptación a la LOUA, porque la gestión urbanística en nuestro pueblo ha sido lamentable.

Estas Normas Subsidiarias no defienden El Viso como pueblo lo suficientemente bien, como ya expusimos cuando se aprobaron en 1999, con una extensa batería de propuestas que fueron rechazadas en gran mayoría. En 2011, cuando se aprobó inicialmente el proyecto de adaptación, también presentamos numerosas alegaciones, de nuevo rechazadas en su mayoría. Ahora, en 2014, por fin recibimos las respuestas a las alegaciones que hicimos en 2011, han pasado 3 años sin haber recibido respuesta alguna, ni tampoco no se ha mantenido ninguna reunión, con los colectivos y personas que presentamos alegaciones, para valorar las propuestas planteadas y poder argumentarlas, como dijo que haría el delegado de urbanismo Manuel Domínguez en 2011.

La mayor parte de las alegaciones rechazadas lo han sido mediante criterio técnico, pero en El Viso del Alcor gobiernan políticos, no técnicos. Creemos que los técnicos tienen que resolver las alegaciones, pero son los políticos y políticas las que deciden, porque muchos de los rechazos son salvables si hubiera interés político. Dos ejemplos: proponíamos la protección de la estructura de viviendas singulares, tradicionales, de nuestro pueblo, se rechazó porque faltaba argumentación, como si la misma conservación de nuestro patrimonio no fuera suficiente argumento. O la propuesta que hacíamos de aumentar, o equiparar, el tipo de protección en la zona del escarpe, que igualmente se deniega porque la ley establece cuanto es lo mínimo exigible, pero la decisión política, que echamos en falta, debería aumentar esa protección. La ley establece mínimos, pero es la política la que define los máximos, a más sensibilidad, más protección, y aquí hay de todo menos una política urbanística seria, una política de protección del entorno comprometida, una política capaz de mantener nuestro pueblo como lo que es, un pueblo, y no como ciudad dormitorio como a alguno le gustaría.

Pero qué podemos esperar, si la LOUA se aprobó en 2002, momento en el que se tenía que iniciar el estudio de adaptación de nuestras Normas Subsidiarias, y no es hasta 2011 cuando se hace la aprobación inicial. 9 años de retraso. Pero es que, nos encontramos en 2014 y es ahora cuando se ha aprobado definitivamente el proyecto de adaptación. 12 años de retraso. 12 años de retraso producidos no solo por la nefasta gestión del urbanismo y del dinero público del gobierno local, sino también por la indefinición que suponían las propias Normas Subsidiarias, con vacíos importantes en cuanto a definiciones básicas para nuestro urbanismo. Pero es que además, nos venimos a enterar qué quién tenía que redactar el proyecto, sin haberlo terminado, se acoge al Plan de Pago a Proveedores y se le paga, sin que se controlara si había terminado o no el trabajo. Más de 60.000 €, más de 10 millones de pesetas, a la basura. Parece ser, que ahora, corriendo y deprisa, cuando llega la fecha límite de justificación de la subvención, se tiene que tirar de contactos y en 15 días, Sevilla Activa, empresa de Diputación, hace el trabajo. Se retrasa su aprobación 12 años, pero se hace en 15 días. Ha sido la empresa Sevilla Activa, una empresa de profesionales altamente cualificados, según dice Domínguez en el pleno, que al depender de Diputación no nos ha costado nada. Otro ejemplo más de cómo se gestiona el dinero público, el dinero de todos y todas por este equipo de gobierno. Si había una empresa que se podía encargar de hacer la adaptación, que al ser de Diputación a este Ayuntamiento le saldría gratis, ¿cómo es que se le encarga en 2011 a una empresa que nos costaba dinero? Todo un despilfarro de dinero público.

Nuestro grupo municipal ha sido coherente con lo que piensa sobre el urbanismo en nuestro pueblo. Por eso hemos votado en contra de esta adaptación, lo mismo que votamos en 1999 cuando se aprobaron las Normas Subsidiarias, lo mismo que votamos cuando en 2011 se aprobó inicialmente el Proyecto de Adaptación de las Normas Subsidiarias. Izquierda Unida entiende que tiene y puede hacerse otro tipo de política urbanística en nuestro pueblo, porque defendemos el carácter de pueblo que El Viso del Alcor debe mantener, y además, la defensa del espacio natural y de nuestro patrimonio.



Comentarios

  • #8726 - 3 de agosto de 2014, 15:49, por Visueña indignada.

    Una CHAPUZA más de éste gobierno caciquil que tendremos que pagar y sufrir todos los ciudadanos.
    Pagar por haberse realizado un despilfarro de dinero público.
    Sufrir por tratarse de unas Normas Urbanísticas de muy baja calidad, que en vez de resolver los problemas urbanísticos los acrecienta. Eso es lo que le gusta al Tito, la desregulación para que el que quiera impulsar un proyecto urbanístico tenga que ir a pedirle su "favor". Como en el Padrino.


moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

Izquierda Unida es un movimiento político y social que se conforma en una organización, política y jurídicamente soberana, cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático, fundamentado en los principios de justicia, igualdad y solidaridad y organizado en forma de un Estado de Derecho federal y republicano COORDINADORA PROVINCIAL
Aviso Legal
Licencia Creative Commons
IUELVISO.org se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.